Nuestra Visión

“Generar personas inspiradas, empresas que triunfan y prosperidad para todos”.

 La Visión es la razón de ser de todo lo que hacemos, y sin ella nuestras acciones se convierten en rutinarias y nuestros resultados no pueden ser brillantes.

La Visión equivale a responder a la pregunta ¿Para qué? Conecta pues con la más profunda de las decisiones que toda persona ha de hacer en su vida, que es la de buscar un sentido para todos sus esfuerzos, algo que realmente merezca la pena conseguir.

Los líderes auténticos son visionarios, transmiten un mensaje ilusionante. Martin Luther King, en su famoso discurso en Washington el  28 de agosto de 1963, no dijo “tengo un Plan” o “tengo un Objetivo”. Dijo “Tengo un Sueño”, o sea, una Visión que le decía hacia dónde ir y para qué.

En Gestión del Capital Humano, después de miles de horas de formación y de 27 años de experiencia profesional, si una cosa hemos aprendido es que las personas necesitan una razón para levantarse cada mañana y dar lo mejor de sí mismas en su quehacer diario. Conectar con ese algo es crucial para conseguir el éxito en la empresa.

Todos recordamos esas etapas de nuestra vida profesional en que todo parecía fluir con facilidad, que nuestros esfuerzos fructificaban en resultados remarcables, y todo tenía un aspecto mejor. Trabajábamos duro y nos divertíamos, nos sentíamos valorados, celebrábamos los éxitos y los compartíamos, veíamos los avances en nuestra carrera y por la noche dormíamos con la satisfacción de lo que estábamos consiguiendo.

La inspiración no venía de que las cosas fuesen fáciles ni todo idílico. Venía de una conjunción de factores todos ellos alineados en la misma dirección, la de conseguir esa Visión. Son como vectores, con dimensión que se suma cuando tienen la misma dirección y sentido y se resta cuando son divergentes.

Hoy en día como nunca, las empresas no necesitan personas que “vayan al trabajo”. Necesitan personas que luchen por mejorar cada día sus procesos y sus resultados, que se formen para hacer nuevas y mejores cosas, y que busquen la mejora continua. Necesitamos sus almas, no sus cuerpos.

Las empresas deben hacer todo lo posible por crear las  condiciones para que esto sea posible. Aunque nada es perfecto, en todo lo que hace la empresa en materia de personas debe estar implícito este propósito, el de conseguir personas inspiradas por una Visión que alinea a las personas con un propósito común. Por tanto hay que Seleccionar personal capaz de compartirla, hacer Formación para transmitirla, Evaluar el compromiso, la actitud, los valores  y la aportación de valor que se consigue,  Recompensar a quienes más lo consigan y finalmente, reconducir o prescindir de aquellos que no quieran hacerlo.

Y las personas necesitan empresas que sean capaces de aportarles algo más que una nómina a fin de mes. Necesitan un proyecto profesional y vital del que formar parte con entusiasmo, en un entorno de confianza. En las que se vea una clara coherencia entre lo que nos dicen y lo que nos hacen, en donde la Gestión del Capital Humano sea una realidad. Conseguir empleados inspirados y comprometidos es tan difícil como conseguir clientes fieles

Sólo sumando estos esfuerzos se podrá prosperar en un mundo hipercompetitivo como el actual.

Así que por eso yo me levanto todas las mañanas para conseguir mejores trabajadores y empresas mejores, para un mundo mejor:

“Generar personas inspiradas, empresas que triunfan y prosperidad para todos”. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This